habitaquo.biz

http://www.habitaquo.biz

Cine y Elecciones II

ADVERTS
Crema LEFERY Active Cell Regeneration
http://www.tabletasComparacion.es
Green Coffee
Para ayudarte a lograr tu figura soñada, compartimos el
eleccionesTras el cuarto 
lugar en las elecciones presidenciales, la figuración del economista Franco Parisi en el horizonte político chileno (o al menos la posibilidad de seguir en la retina de sus simpatizantes) estará determinada si sigue apareciendo permanente o intermitentemente en televisión. Porque su electorado, que se fue construyendo justamente gracias a su carisma mediático, ya no tendrá dónde ni cómo canalizar esa lealtad tras estas elecciones si no es a través de la tele. Aunque siempre es posible que reniegue de sus propias prerrogativas, el perfil de su candidatura presidencial fue la de un "profesor" alejado de las estructuras partidarias. Por lo tanto, si se le ocurriera crear un partido, impugnaría su naturaleza y su propio capital electoral. Al igual que Marco Enríquez-Ominami (ME-O) –que sintonizó con el descontento hacia la Concertación el 2009, y ahora sufrió los altibajos naturales de una postulación que ofrecía menos sorpresa que en la ocasión anterior-, su oferta sólo es funcional en una elección, y si Parisi quiere continuar en vitrina como eterno postulante (que parece será el camino de ME-O), necesitará algo más que un pizarrón en un programa de trasnoche.
 
ADVERTS
http://www.healthraport.es/art,green-coffee-el-acido-clorogenico-como-una-receta-para.htm
Green Coffee
Y es que Parisi 
se ve a sí mismo (o para ser más preciso, quiere que lo vean) como un ciudadano común y corriente que tras haber logrado el éxito emprendió una carrera presidencial para emparejar la cancha y que no sólo la gente de apellidos vinosos o los herederos sanguíneos de los caciques políticos –según reza su discurso- tengan la posibilidad de aspirar a los círculos de poder. Parisi quiere además que los beneficios del capitalismo no sólo se queden entre los grandes empresarios y los que astutamente le ganaron al sistema (como él) sino que se reparta entre todos los chilenos. Que ya nadie sacrifique su vida sólo por el sueño de la casa propia sino que tenga una ilusión aún más ambiciosa como ser, por ejemplo, el flamante propietario de un porsche. O sea, el arribismo convertido en ideología.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
http://www.mabuse.cl/articulo.php?id=86651

Menu